Post - Título oculto

No me gusta mi profesión ►CÓMO REINVENTARTE DESPUÉS DE LOS 30 años


Si llegó el día en que pensaste “No me gusta mi profesión”: Es el primer paso para un viaje sin retorno.

Si también te preguntas “¿Cómo cambio de profesión después de los 30 años?”, definitivamente estás ad portas de tu transformación.

Es solitario y a la vez, es más común de lo que piensas. 

Aunque no se habla, porque para afuera, querer reinventarte después de los 30 años parece una inmadurez, un capricho, una dificultad para asumir tu ser adulta. 

No querida. Lo que pasa, es que tu realidad le quedó demasiado pequeña a tu alma.

Que llegó a un punto que grita, patalea, no te deja dormir, despiertas con el corazón apretado y te nubla la mente de amargura en la oficina.

No me gusta mi profesión

Imagen: pexels.com


Y esto ocurre porque el problema es mucho más profundo.


En este artículo te mostraré:

✔ Cómo es tener más de 30 años y querer cambiar de profesión

✔ Cuáles son las señales de que es momento de hacerlo

✔ Cómo reinventarte para ponerle fin a esta situación y comiences a vivir llena de sentido y propósito.

Que es lo que todas queremos.


Lee esto hasta el final, porque nadie en Google te contará la verdad que acá te explico. Tu transformación empieza ahora.

No me gusta mi profesión como reinventarme

7 preguntas PODEROSAS para clarificar cómo reinventarte después de los 30 años

Tengo 30 años y quiero cambiar de profesión


Cuando tienes 30 años te sientes muy mayor como para tomar una decisión tan “tirada de las mechas” como tirar a la basura los años que fuiste a la universidad y los años que llevas trabajando.

Así al menos se siente. 

Recuerdo literalmente decir: “Es que a mis 29 años estoy demasiado vieja para hacer un cambio”.

Repetí lo mismo por 5 años más. Hasta que a los 34 no tuve otra opción que escucharme y reinventarme.

Porque llegó a un punto que grita, patalea, no te deja dormir, despiertas con el corazón apretado y te nubla la mente de amargura en la oficina.

Cambiar de profesión parece una locura pero es de lo más normal, como divorciarse, cambiar amistades y cambiar de trabajo. No lo socialmente esperable, pero común. Ocurre. 

No me gusta mi profesión

Imagen: pexels.com

Y es porque estás hecha para ser dinámica y cambiar. También porque a través de las creaciones tecnológicas, cambios de paradigma con la pandemia y tal (da para otro artículo) y el ritmo que ha tomado el mundo, es inevitable el cambio.

No quiero ejercer mi profesión: ¿Qué hacer cuando te das cuenta que no te gusta tu trabajo?


No me gusta mi profesión como reinventarme

7 preguntas PODEROSAS para clarificar cómo reinventarte después de los 30 años

Hagamos una revisión de qué está ocurriendo. Ya no te gusta tu profesión y estás buscando consejos para el cambio.

Lo complejo es que el cambio es tan personal que por muchos consejos que encuentres, vas a tener que escuchar a la persona más importante, que eres tú.

Digamos las cosas como son: Esto se siente fatal, porque quisieras que la solución llegara rápido, fácil y de afuera. Pero así no funciona este juego.

Muy dentro de ti, sabes que más temprano que tarde vas a tener que tomar una decisión al respecto para no pudrirte en la amargura. 

Lo entiendo porque estuve ahí y lo probé todo. Porque para salir del lodo y no volver más, hay que mirarlo, sanarlo, reparar e impulsarse hacia adelante. 

También porque en algún momento de este viaje, piensas que si solucionas lo que está “mal” en ti, vas a poder seguir adelante con tu profesión.

Entonces… es muy fácil caer en estos paliativos que te mencionaré a continuación. Puede ser que lleves un tiempo evitando escucharte y en mi experiencia sé que eso lleva a:

❌Compras compulsivas para sustituir el vacío

❌Deuda mala

❌Terapias de todos los tipos

❌Meditar (intentar porque el ruido en tu cabeza no para)

❌Yoga (para sobrellevar la situación)

❌Retiros espirituales

❌Hacer respiración consciente, etc. 

❌ Licencias psiquiátricas, consumo de ravotril y sertralina

❌ Tomar demasiado pisco sour

❌ Comer por consuelo, sobre todo procesado, refinado y azúcares, por montón

❌ Consumir compulsivamente terapias alternativas para ver si algo resulta para sacarte el demonio inconformista de dentro.

No me gusta mi profesión

Imagen: Catalina Bonnet Parodi

Recordemos que socialmente se piensa que tú estás «mal» y no puedes asumir tu adultez. En alguna parte de ti probablemente eso te castiga, porque el grupo tiene poder e influencia sobre todos los seres humanos.


Para iniciar tu transformación, permite que lo que piensa el grupo rebote.

Esto toma tiempo, amor, trabajo personal enfocado en ti misma y paciencia que tanto falta en un mundo de gratificación instantánea


No me gusta mi profesión

Imagen: pexels.com

Entonces…

Esto que hoy parece un problema, la verdad es que es una bendición que estaba destinada a ser.

Entiendo que se sienta fatal: estás dando un salto cuántico y da susto. Te resistes.

Esto es un proceso psíquico, emocional, físico y espiritual. 

No es fácil y nadie cambia de la noche a la mañana. 

Por lo mismo, cuando te das cuenta que no quieres ejercer tu profesión y no te gustan los trabajos que has tenido, ni tus proyecciones laborales:

LO PEOR QUE PUEDES HACER es, y ojo PROBABLEMENTE NADIE MÁS TE DIRÁ ESTO:

❌ Arreglar tu CV 

❌ Spammear en LinkedIn (Ud. no lo haga)

❌ Ver qué otras opciones tienes en tu campo

❌ Ir a networking de profesionales afines 


Por qué no es buena idea: Porque tú estás emocionalmente inestable, en una crisis que no es laboral sino de dirección de vida.

La ansiedad se huele a kilómetros de distancia y es algo que vibratoriamente no se puede enmascarar.

NO. PRIMERO TIENES QUE PONERTE EN ORDEN TÚ ANTES DE BUSCAR AFUERA RESPUESTAS QUE NO TIENES RESUELTAS POR DENTRO.


No me gusta mi profesión como reinventarme

7 preguntas PODEROSAS para clarificar cómo reinventarte después de los 30 años

Esta es la razón por la que no puedes seguir disociándote entre trabajo y vida personal:

Si un tercio se supone que lo duermes, otro tercio o más lo trabajas y lo que queda es para casa, familia, hijas, hijos, amigas y ojalá que en toda esta ecuación, también estés tú, disponible para ti

Aunque probablemente me digas que no, que es poquito el tiempo que pasas contigo. Yo vengo a decirte:


Tesora amada del Universo. Hija Divina. Tú eres una Reina. Tú estás en la tierra para escuchar a tu corazón, no las expectativas del deber ser.

Eso tiene que quedar atrás tuyo. Para brillar, te tienes que poner como actriz principal en el escenario.

¿Sino, cómo reflautas vas a llevarte de la mano a reinventarte, a vivir tu mejor vida?


Por lo tanto, buscar un trabajo desde un lugar de carencia, qué va a generar… más de lo mismo. Llegarás a un trabajo nuevo pensando que “ahora sí”, para al poco tiempo querer salir corriendo de ahí.

Qué sí hacer: Crear las bases de tu nueva vida.


Esto consiste en:

✔ Conocerte a ti misma y conectarte con tus necesidades

✔ Hacer espacio para sostenerte a ti, como si fueras tu propia madre

✔ Clarificar con tus sueños, anhelos reprimidos, aspiraciones profundas y secretas

✔ Crear una visión de vida (para esto se necesita autoconocimiento)

✔ Crear metas coherentes con esa visión de vida

✔ Creer en ti

✔ Crear una mentalidad de campeona para ir por tus sueños, con todo y acompañada

Cómo saber si es momento de cambiar de profesión


No me gusta mi profesión como reinventarme

7 preguntas PODEROSAS para clarificar cómo reinventarte después de los 30 años

Van tres señales de que es momento de plantearte seriamente reinventarte en esta etapa de tu vida: 

  1. Entraste a estudiar una carrera que no te convencía del todo, porque era lo que tocaba hacer.
  2. Sientes que tu trabajo te chupa la vida
  3. Te preguntas quién eres y cuál es tu propósito de vida

Es super importante conectar con tu GPS interno porque es cierto que no es llegar y dejar todo botado ante una decisión tan grande como cambiar de profesión cuando ya tienes compromisos de adulta. 

Dependiendo de dónde estás en la vida, tus recursos y tu sistema de apoyo va a ser cómo lo vas a enfrentar y cuánto te vas a demorar.

¡Analicemos las señales! 

✔ Señal 1: Entraste a estudiar una carrera que no te convencía del todo, porque era lo que tocaba hacer

Esto ocurre por algunos preceptos socioculturales:

  1. Lo socialmente esperable es entrar a la universidad a los entre los 17 y 18 años. En América Latina, esta es la norma. 
  1. Culturalmente en países en vías de desarrollo, ir a la universidad y tener una carrera es entendido como una vía segura para asegurar el sustento en la adultez
  1. También es un símbolo de estatus y posicionamiento social. En los países desarrollados donde hay una serie de situaciones de sobrevivencia resueltas, esto no es un tema.
  1. En los años 90 y 00 era socialmente considerado de porros (traducción chileno al español: burros, flojos, fracasados) tomarte un año sabático después de salir del colegio.  
  1. Algo poco común en esa época era también incentivar a los adolescentes de clase media y media alta a trabajar en algo para ganar experiencia, madurar, entender lo que vale el dinero y las cosas antes de tomar una decisión tan importante como ponerse a estudiar algo que se supone que es PARA TODA LA VIDA. 

Ya esa sentencia es terrible y de creencias de escasez, porque mira al ser humano como una expresión lineal, sin capacidad de reinventarse y coartando sus posibilidades de soñar en grande.

También, rigidizando su forma de pensar y anulando el derecho de cambiar de opinión, de apasionarse con algo nuevo, de anhelar crecer y ocupar su mente para crear cosas nuevas en su vida.

Es bueno cuestionar:

👉🏻 ¿De verdad una decisión que tomas cuando tienes 18 años es para toda la vida

👉🏻 ¡Qué pasa si vives 100 años! ¿Vas a soportar la amargura por 82 años?

👉🏻 ¿Acaso no tienes derecho a seguir creciendo

👉🏻 ¿A tener nuevos intereses? 

👉🏻 ¿A cambiar de opinión?


Te invito a tener una nueva mirada: 

¿Qué tal si la experiencia que te ha dado tu profesión es un trampolín para una nueva etapa de tu vida, que te ha llevado a nuevos intereses? 

Ahí hay mucho que agradecer a la antigua tú.


Señal 2: Sientes que tu trabajo te chupa la vida

No me gusta mi profesión

Imagen: pexels.com

Te voy a contar una historia:

Llega el domingo por la tarde y comienza la angustia. Luego, insomnio. Suena el despertador 6 AM. Opresión en el pecho.

Comienza otra semana más en la carrera por el sinsentido de trabajar en algo donde sientes que NO creces, que te genera angustia, que no te alcanza para vivir.

Esto es el resultado actual de decisiones que tomaste en el pasado, basadas en una persona que ya no eres. 

La parte genuina de ti está volviendo a aparecer. Es tu alma expresándose, queriendo salir de la prisión en la que la tiene tu personalidad.

Por esto es tan importante que trabajes la conexión entre tu alma y tu personalidad, porque ahí es donde está la vivencia de tu PROPÓSITO DE VIDA.

Y qué temón es este tema que del propósito. Es profundo, es evolutivo, es fundamental para una vida enriquecida. Metámonos ahí. Con todo sino pa’ke.

Señal 3: Te preguntas quién eres y cuál es tu propósito de vida

Estamos de acuerdo en que encuentras que tu trabajo es un sinsentido y que estás ahí porque tienes cuentas que pagar, como todo el mundo. 

Pero tu vida adulta te está costando demasiado cara.

Por un lado, tu trabajo te chupa la vida y por otro, no tienes energía para disfrutar realmente de lo que estás generando con tu trabajo. 

Cuando tu trabajo ocupa demasiado espacio mental y emociones negativas, lo arrastras al resto de tu vida.

Eso no es entretenido para ti ni para las personas que te quieren, porque se preocupan.

Y también hagamos un acto de honestidad: tú quejándote todo el tiempo por lo mismo; irritable por lo mismo; con la líbido baja por lo mismo; yendo al psiquiatra por lo mismo…

No me gusta mi profesión

Imagen: pexels.com

…no solo es abrumador para ti, sino también para tu sistema de apoyo. Es importante que te hagas cargo de lo que es tuyo. Tu bien estar, tu salud mental impacta directamente a tu entorno.

Por esto, reencontrarte con quién eres (porque en este momento estás perdida en todos los deberes ser de la sociedad y de los que te convenciste que eran tuyos también) ES FUNDAMENTAL para vivir consciente y con propósito. 


Porque tu propósito de vida no es externo a ti. No es una meta a la cuál llegar, es algo que viene contigo de paquete que está ahí esperando ser visto, caminado y realizado.


POR LO MISMO, EL PROPÓSITO DE VIDA NO ES UN HECHO QUE OCURRE DADO PORQUE SÍ. ES «OPCIONAL». 

A qué me refiero: Que el propósito de vida requiere de un esfuerzo de crecimiento. 

Es decir:

✔ Que escuches a tu alma

✔ Que dejes de esconderte detrás de las rigideces de tu personalidad

✔ Que atravieses tus miedos, que al otro lado de ellos está tu crecimiento

✔ Que te desapegues de convicciones que te tienen donde NO quieres estar

✔ Que aceptes que no sabes todo, que hay una fuerza superior que también te ayuda

✔ Que envisiones tu vida y trabajes por tus metas

✔ Que creas en ti

✔ Que trabajes tu mentalidad

✔ Y sobre todo que conectes con tu cuerpo

Suena a mucho. Y sí. Quisiéramos que todo fuera más fácil, que hubiera una receta y que no fuera necesario el dolor de la transformación.

Te voy a hacer un spoiler:

Mientras más lo resistes, más te va a doler. Más difícil se va a poner y más caro va a salir. Y es así en todo orden de cosas en la vida.

En mi propia historia, en cada trabajo que tenía, peor se ponía la situación.


Y es que estaba buscando una solución desde afuera hacia dentro, cuando la creación de tu vida ocurre al revés.


¿Cómo reinventarte a ti misma?


No me gusta mi profesión como reinventarme

Reinventarte a ti misma es cambiar tu autoimagen y cómo percibes la realidad.

Es un trabajo personal profundo y continuo, donde vas a  crecer más allá de tu comodidad, hacia una nueva dirección.

Al reinventarte, construyes una versión de ti misma que tú has construido en tu mente y que ahora necesitas bajar a la materia, es decir:

AL CUERPO.

Esto es lo que va a ayudar a cerrar la brecha de donde estás hacia donde quieres ir.

Cata Bonnet Piensa en el cambio de tu vida

Imagen: Catalina Bonnet Parodi

La vida es un viaje de autoconocimiento. Solo que esto lo descubres en una edad madura. Cuando te das cuenta que el tiempo se acaba.

Por eso todas tus decisiones tienen que ser desde tu autoconocimiento. Conociéndote y amándote. Liberándote de cargas y expectativas ajenas para hacer de tu vida el mejor viaje para ti. 

Vienes de un linaje familiar y estás programada por su estilo y sus creencias. Y si estás acá leyendo este artículo hasta el final, es porque hay algo en ti que susurra a que vayas en una dirección diferente, para crear una rama nueva en este árbol genealógico. 

Yo sé que cargas con lealtades familiares, todas estamos en este proceso de liberarnos de lo que no y quedarnos con lo que sí. Y te digo algo hermosa: Tú has sido elegida en ese linaje para hacer las cosas diferentes. 

Ningún ancestro se esforzó en salir adelante para que tú no hicieras uso de tus oportunidades. Quizás en este momento no las veas con claridad, pero tu primera oportunidad es estar viva, acá y presente.

Por eso para reinventarte es importante:

👉🏻 Reconocer tu origen y cortar con los patrones que no te sirven

👉🏻 Tener claros como el agua tus valores y vivir en coherencia con ellos

👉🏻 Conocer quién eres, qué te hace diferente y valorar eso

👉🏻 Agradecer siempre, porque la gratitud es la sensación que tienes cuando el resultado ya está

👉🏻 Que veas lo que traes contigo, lo que aportas al mundo. Que reconozcas lo que te gusta y te llena para crear algo bonito y con sentido para compartirlo.

👉🏻 Que definas tu visión de vida y que sea tu GPS

👉🏻 Tener un coach a tu lado que te apoye en todo el proceso. Esto es clave en tu éxito.

👉🏻 Educarte en la dirección de tu reinvención

Imagen: Catalina Bonnet Parodi

¿Cómo se hace esto?

✔ Obsesionándote con la persona más importante que hay en tu vida: Tú.

✔ Participando en cursos y experiencias de transformación

✔ Con coaching individual para cerrar la brecha de dónde estás hacia donde quieres ir

✔ Encontrando y compartiendo tiempo con tu tribu. Estás en un momento delicado. Estás empezando a escuchar tu voz interior.

Encuentra a personas que como tú están pensando fuera de la caja y transformando sus vidas.

✔ Hacer actividad física con sentido. Tu cuerpo es tu vehículo de encarnación, tiene un tremendo sistema eléctrico por dentro que es tu sistema nervioso.

Transformar tu relación con tu cuerpo es ser amiga de él. Él ya es tu amigo, ahora te toca a ti generar una relación con él para que te lleve dónde quieres ir.

Para ir cerrando, quiero comentarte una de esas cosas que son «obvias» pero que no se toman en cuenta. Aunque nadie te lo haya dicho, reinventarte y estar alineada con quién eres y qué haces, tiene mucho que ver con tu salud mental.

Porque el estrés por ansiedad e insatisfacción laboral  infecta tu vida. Y la disociación de que el trabajo es el trabajo y la vida es la vida ya no corre. 

El trabajo ocurre dentro de tu vida y la vida es coherente. Vivir desalineada te lleva a la incoherencia y a resultados de poco autoliderazgo y poca facultad resolutiva.


Así de profunda es la reinvención y ese es el camino a encontrar una nueva profesión. 


Me parece que antes de ir a ver qué hay disponible en el mercado, cuáles son las tendencias y aprender un montón de cómo encontrar un trabajo mejor blablabla etc, es necesario:

👑 Conocer el mayor recurso que tienes que eres tú

👑 Aclarar con certeza qué quieres 

👑 Avanzar con firmeza en tu propósito de vida

👑 Ordenar tu vida

Solo así, estarás conectada a vivir en coherencia.

Un abrazo valiente, Catalina de Divino Coaching

No me gusta mi profesión como reinventarme

7 preguntas PODEROSAS para clarificar cómo reinventarte después de los 30 años

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



MENÚ DE CATEGORÍAS

Buscar

Existe una razón muy potente por la cuál estás chata de cómo va tu vida.

Suscríbete a mi Podcast El Divino Cóctel donde te enseño los superpoderes a desarrollar para transformar tu vida.

Descubre cómo podemos trabajar juntas

Te ayudo a transitar tu transformación personal de estar chata y estancada a tener un trabajo que te guste y una vida que ames.

Dale click al botón para conocer mis cursos y acompañamiento personal